lunes, 25 de mayo de 2009

EL LIBRO ESMERALDA

Siguiendo la estela de Anabel de la ventana de los sueños, yo también participe en un concurso del blog Escenas y Letras, tampoco lo gane, pero de todas formas aquí os dejo el relato con el que participé, había que utilizar las siguientes palabras: Móvil, dragón, nieve, bañador, labios negros y ojos dorados. Esperó que os guste...

EL LIBRO ESMERALDA

El teléfono móvil no paraba de sonar, la misma canción una y otra vez.

-Pero Sara, ¿es que no piensas coger ese maldito aparato?-.
-No, mamá, me he muerto para el mundo.-
-Cuanto dramatismo en la vida de mi hija, cualquiera diría que vives en un mundo de castillos con dragón incluido.-
-Sí, mamá sí.- Dijo ella dándole la razón para que la dejara en paz.

Sara cerró la puerta de su habitación y pensó, uff voy a pasar mucho tiempo aquí, así que ya se me puede ocurrir algo si no quiero morir de aburrimiento. Cogió un libro pero era muy largo, cogió otro pero ya lo había leído. De repente se fijó en uno, en el que no había reparado antes. Tenía el lomo de un verde esmeralda.
Cuando estuvo en sus manos sintió un ligero cosquilleo. Lo abrió con sumo cuidado y miro en su interior, las letras no eran las típicas a ordenador, más bien parecía un ¡manuscrito!. Comenzó a leerlo con avidez.

Describía la tierra de Drania, un reino en el que la luz del sol nunca se ponía. Allí una joven princesa lloraba por que nunca había visto otra cosa que no fuera el sol. Esto tenía una explicación. Un día un extraño viajero trajo una fotografía con un mundo blanco, le explico que eso blanco era muy frío y se llamaba nieve. Algo se despertó en su interior, eso podría salvar a su pueblo.
Drania se estaba abrasando y seguro que ese bello manto blanco aplacaría un poco ese calor. Prácticamente vivían en bañador por que no soportaban llevar otras prendas sobre su cuerpo.

La joven princesa, Dorian, de ojos dorados y labios negros, como todas sus antepasados mujeres, decidió cambiar el destino de su reino. Intentaría traer nieve para devolverle la esperanza a sus súbditos.
Comenzó un largo y duro viaje, pero descubrió que el sol no tenía que ser eterno, que existía la luna, el astro nocturno y distintas estaciones del año que no eran abrasadoras sino frescas y agradables.

Los habitantes de esas nuevas tierras le brindaron sabios consejos y cuando volvió a Drania invoco a los dioses del clima, que hasta ahora desconocía.
La diosa de la luna Diana, el dios de la lluvia Yar, el dios del viento Ulur, la diosa de la Nieve Durne y el propio dios del sol Ras. Sellaron un pacto en el que todos ellos podían convivir respetando las épocas en las que les tocara hacer acto de presencia en el reino de Drania. Y por fin los habitantes del reino y la princesa pudieron vivir una vida plena y llena de contrastes.

Sara cerró el libro y se miro al espejo, tenía los ojos dorados y los labios negros, sentía el poder de la princesa Dorian, corriendo por sus venas, comenzó a oír su voz dentro de su cabeza. << No te vengas abajo, sí yo pude salvar mi pueblo, tu también podrás solucionar tus problemas. Toma mi energía, sabes que procede del calor del sol, pero también de la fría nieve. Úsalos con sabiduría y vencerás>>.

Años más tarde, su hermano pequeño no atravesaba un buen momento y Sara le dejó su libro, le dijo que lo leyera atentamente y que seguro que le ayudaba para solucionar sus problemas.
Después su hermano le confesó, que el guerrero Malik, había sido un buen consejero. Ella puso cara de asombro, -¡ese no es el libro que te preste!-
-¿A no? ¿No es el del lomo esmeralda?.- dijo su hermano.
-Sí, sí ese es. Déjamelo.- dijo Sara.

Juntos lo abrieron y estaba vacío, las letras habían desaparecido, por lo visto solo lo podían leer las personas que tenían algún problema y después el libro daba vida a una nueva historia que ayudaba al nuevo lector.
Ese libro era especial, ayudaba a las personas por lo que decidieron guardarlo bien y prestarlo a aquellas personas que tuvieran problemas.

7 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Hola Sidel, un relato muy bonito y distinto a los que hemos presentado algunas de nosotras. Desde luego es muy original. Yo colgué el mío la semana pasada, concretamente el lunes. Ha sido de los pocos relatos que realmente me sentía satisfecha, pero no pudo ser, así que no pasa nada. Otra vez será.
Muchas gracias por tu comentario en mi blog, pero cuando decía que no había entendido lo del concurso, lo decía en serio. Creo que el relato se tenía que contar a alguien. De todas maneras cada cual tiene su opinión y yo no le puedo gustar a todo el mundo.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Noa dijo...

Me encanta la magia que encierra ese libro, una historia que se adapta a quien la lee según sea su problema, si lo encuentras me lo prestas, eh??
Te animo a que sigas presentándote a concursos, como dice Anabel no a todo el mundo le tiene que gustar como escribe uno. ¡Pero yo soy vuestra fan numero uno!

Besos,

Por cierto en mi Blog volvió la gatita...

He creado otro blog más, donde hablo de todo un poco, para dejar uno para los relatos y otro para otras ideas y temas que necesite compartir con vosotros:

http://bitacora-de-noa.blogspot.com/

Ciao!! ;P

Carolina dijo...

Pues no pudo ser, pero yo te doy un premio porque a mí sí me ha gustado!! Besotes!!
Y sigue presentándote, valeee???

no.soy.yo dijo...

Muchas veces no es quien gana el verdadero ganador... :))

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho es muy original y muy especial.
Besos.
Maru

· Alba · dijo...

Que quede claro que el hecho de no salir ganador no significa que no me gustase *O*!!
(Ni que no nos entendiésemos, Anabel...)

Para nada, porque como dicen por ahí: tu historia es una monada y muuuy dulce, Sidel :P

Besotes ^O^!

Sidel dijo...

Hola Alba no pasa nada...Sabes que sigo participando en todos tus concursos, a veces se gana y otras se pierde,por supuesto que me gustaría ganar, por eso sigo intentándolo, jejejeje. Besos.