martes, 19 de mayo de 2009

LA INFANCIA

Como cambia todo, ahora que lo veo con otra perpectiva más adulta, jajaja.
Aún recuerdo mi colegio con cariño, todas las cosas que vivimos allí, las buenas, las malas, aquella primera cinta de Camela, jajajaja. Mearnos literalmente de la risa, aquella papelera amarilla que nos daba tanto juego y tampoco podemos olvidarnos de los pinchos, la montaña, el porche, el huerto y las prefabricadas.
Los primeros juegos en grupo, Love, Liebre, Rescate, El látigo, la goma... Y aquellas celebraciones con actuaciones ¡era muy divertido!

Patry, recuerdas cuando bailabamos la lambada de Kaoma, jajajaja, O mejor aún la canción de Kas limón, subidas en aquel escenario muertas de la vergüenza, jejeje.
También aprendimos cosas importantes sobre la amistad, el amor, algún desengaño, pero yo me quedo con la cabaña, nuestro arbol y las tabletas de chocolate del Maxcoop, jajajaja. Es que me acuerdo y me parto.
Bueno y mejor no hablemos de la cuesta del lobo, el chale del zoco, el chale del cole, las pistas del club.

Te acuerdas Patry de aquellos cumpleaños que celebrabamos en las piscinas, jeje, aún recuerdo cierta fiesta con unos alcorconeros en tu piscina...
Miro hacia atrás y veo esos findes en tu casa, en el campo con nuestras pizquillas y las piruletas de corazón.

Y ahora vuelvo a aquel lugar y todo a cambiado, ¿dónde esta el campo? ya no hay, esta todo edificado, antes ibamos andando y cogías un junco y mordias la parte de atrás como si tal cosa ¡que para eso estabamos en el campo¡
Paseabamos intentando descubrir las distintas formas de chalets, acuerdate del Pastelito, había algunos expectaculares.
Y ya no queda nada, ni siquiera el camino hacia el cole, con ese tunel extraño (la tuberia), todo cambia y todos esos lugares y personas ya solo estan en las fotos y en mi corazón. Por que el pasado si es importante...
Simplemente me apetecía recordar...

5 comentarios:

Carolina dijo...

Hay una cosa muy curiosa que nos pasa a las personas, y es que, cuanto más mayor te haces, más recuerdos vienen a la memoria y se hacen más nítidos, recordando detalles que antes no recordabas. Es bueno y necesario recordar, repasar las viejas fotografías que guardan nuestros padres y abuelos. Ayer mismo, mi madre sacó un montón de fotos, amarillas de puro viejas. Había una de mi abuelo materno sentado con unos amigos en un bar de La Habana, Cuba. Sentí una nostalgia inmensa, pues nunca lo conocí, pero me trajo otros recuerdos felices... Besos cielo!

Noa dijo...

Estoy de acuerdo con Carolina miro hacia atrás y parece que fue ayer cuando me puse el "baby" para ir al cole por primera vez y llorar a moco tendido de camino en el autobús sentada en las piernas y arropada por los consuelos de la cuidadora. Jajaja...

Y recordar a mis grandes amigos que los más importantes continúan junto a mí, mirando de vez en cuando hacia atrás y recordando entre cañas nuestras inolvidables travesuras.

"Nunca te olvides del pasado porque te ayudará a comprender el presente y a planear el futuro"

Me tenías preocupada hacía mucho que no sabía de tí, ;P

no.soy.yo dijo...

Si el pasado no existe porque ha pasado y el futuro no existe porque aun no es, el presente como division entre dos cosas que no existen como puede exisistir?... Creo es por eso que a veces nuestros recuerdos parecen tan reales que tenemos la sensacion que aun se estan cumpliendo...

Naoko Hatake dijo...

Vaya que si cambian las cosas... me has puesto a pensar en el pasado ... todos esos amigos que jamas volvi a ver...ahh! hoy ando melancolica... jaj.. extraño.

Tenia rato de no leerte...jeje ya se te extrañaba, besos

Anónimo dijo...

Se me ha puesto la piel de gallina, has has escrito y recordado cosas de las que te sacan la risa a la fuerza segun las lees, y para ser sincera de algunas (pocas) ni me acordaba. Madre mia, que tiempos!!!yo volvia a vivirlos sin pensarmelo porque eramos realmente libres, no parabamos! Me alegra que recuerdes todo como yo lo recuerdo y me alegra que estemos para recordarlo juntas. Cuando valla a madrid tenemos que hablar de esto y reirnos un buen rato jajajajaja.

Mil besos
Patricia