domingo, 4 de julio de 2010

RELATO COLECTIVO

Este relato es un nuevo proyecto colectivo, propuesto por el blog la luz de Léoen. Cada blog participante ha realizado un relato con un personaje común a todos. Nuestro personaje, que fue elegido por sorteo entre todos los propuestos, es Charlotte, una joven, sexy y fuerte. Y que además tiene un legado que marcará su vida, y decidirá su destino.

Este es mi relato:

Año 2200, Japón.

Charlotte contemplaba aburrida en la pantalla virtual de la clase como implantar un brazo biónico en una persona. Era la clase de Avances Sanitarios Tecnológicos, una optativa no muy interesante para ella. Su padre le había enseñado esos sistemas hace un par de años, estaba pensando precisamente en él, faltaban quince días para regresar a casa por vacaciones y tenía ganas. Se encontraba lejos ya que Japón era el país con la mejor universidad sobre Avances Tecnológicos y Cibernéticos, pero añoraba Londres. La ciudad seguía conservando algún edificio ancestral lo que llamaba mucho la atención entre tantos avances tecnológicos, pero eso le daba un encanto muy romántico, era de las pocas ciudades que poseían algún vestigio del pasado.

Sintió una leve vibración en el dedo gordo del pie, estaba recibiendo un mensaje por lo que miro hacía sus zapatos de última generación intuitivos y pidió en bajito: Pantalla. Era el sistema de los alumnos para colar los móviles en clase, los rastreadores de tecnologías prohibidas en las aulas tenían un defecto, no captaban bien las señales a ras del suelo ya que este estaba hecho de un material aislante. El mensaje era conciso, claro y preocupante.

HA OCURRIDO ALGO, LLAMA AL LABORATORIO DE TU PADRE. TIENES QUE VOLVER.

Su compañero Ren la miró preocupado, Charlotte estaba inquieta. Encontraba a esa chica de complexión atlética verdaderamente sexy y sabía que le gustaban las emociones fuertes pues la había visto conducir con su aeronave MX5000 por el cielo como si le persiguiese el místico diablo antiguo. Finalizada la clase salió tras ella.

Charlotte, ¿Qué ocurre?. Ren ha pasado algo con mi padre, tengo que volver a Londres ahora mismo. -¿Qué? ¿Estás loca? Tardarás un día. - No importa, me voy. -Espera iré contigo mañana es sábado y no tengo ninguna clase, pero por favor si vamos en tu aeronave conduce con cuidado no quiero que me tengas que implantar nada biónico, me gusto tal y como soy y esbozó una encantadora sonrisa.

Charlotte aceptó. Llegaron a Londres, las noticias no podían ser peores. El científico John Miller, había fallecido y trabajaba en un proyecto de alta importancia para la Confederación de Naciones. No era el momento pero quizás ella podría ayudar. En la última videoconferencia Miller, había encontrado la solución al gran problema de la humanidad, había encontrado nuevas fuentes de energía, ya que actualmente en un mundo basado obsesivamente en las nuevas tecnologías la energía desaparecía como en un saco sin fondo.

Charlotte con lágrimas en los ojos entró en el despacho de su padre, Ren la seguía callado. Ella miraba todo con mucho detalle, se veía que lo conocía bien, en una pantalla digital solo salían imágenes de ella junto a su padre en distintas etapas de su vida, estaban muy unidos. De pronto reparó en algo, había un libro en una estantería, entre los numerosos aparatos cibernéticos había un simple libro encuadernado en cuero, su padre era un romántico del pasado y lo había comprado en una feria de antigüedades. Pero ¿Por qué estaba allí? Lo abrió con cuidado mientras Ren la miraba como si estuviera tocando el bicho más asqueroso del planeta. Su padre tenía un mensaje para ella.

Mi preciosa Charlotte mi tiempo ha expirado, sabes que siempre te he querido y me siento inmensamente orgulloso de ti. Se feliz y no llores mi muerte porque siempre estaré contigo, tienes mi imagen virtual por todas partes (es una broma). Charlotte reía entre lágrimas, mientras Ren la consolaba.

Necesito un último favor, como sabes la energía se acaba y la necesitamos para subsistir, la clave está en mirar atrás, con tantos avances tecnológicos se nos olvido la vida, los recursos de la naturaleza, la respuesta a lo que buscamos son formas más viejas de conseguir energía, utilizar las materias primas que este planeta nos ha dado: la luz del sol, la fuerza del viento, el agua que nos rodea. Mi informe completo esta en un archivo llamado Charlotte que es como he bautizado el proyecto para restablecer los niveles de energía, por favor entrégaselo a la Confederación de Naciones y podremos salvar nuestro mundo, pero jamás olvides las enseñanzas del pasado.

J. Miller.


El resto de blogs participantes son:

1.Macu
2.Sandra
3.Nereida
4.Plekito
5.Laura S.B.
6.Alicia
7.Lana Drown
8.Seroc
9.Lady Diana
10.Leiitoh
11.Natt
12.Maria
13.Sidel
14.Flopii

Visítalos para leer sus relatos. (Una vez que todos estemos publicados, pondré el link directo a la entrada de cada blog).

14 comentarios:

Macu Marrero dijo...

Sidel, como dice mi Charlott... ¡Mola! ¡Qué bien lo paso con estas cosas! Moraleja: Mirar atrás no es dejar de evolucionar, Besos guapa

Sidel dijo...

Me alegro de que te guste Macu!Cuantas Charlotte diferentes vamos a descubrir, jajaja, quiero leer más!besotes.

Plekito dijo...

Rayos, esta genial tu relato!! Y mas que has tocado un punto muy importante: De que la evolucion va unida a las cosas del pasado y que con ellas podemos ser mejores!!
Un abrazo fuerte para ti!

Carolina dijo...

Precioso relato, nunca debemos olvidar que la Madre Tierra nos cobija y nos provee, y que debemos respetarla por ello.
Besos de El Halcón.

Sandra dijo...

Pues si es cierto que vamos a descubrir muchas Charlotte distintas. cada historia tiene un toque muy distinto. Me lo pasó genial leyendo cada relato.
El tuyo como el de Plekito lleva una moraleja muy importante, si destruimos nuestro planeta, nos destruimos a nosotros mismos.

Un saludo

Lana Drown dijo...

¡Qué guay el toque futurista vs antigüedad! Todos los relatos que he leído hasta ahora son superdiferentes entre sí, me encantan ;)

Laura S.B. dijo...

El padre de Charlotte es un cachondo, y yo lo pasaría francamente mal en un mundo tan tecnológico porque soy negada para eso jajaja.
Muy bueno, está genial la ambientación.

Alicia dijo...

El pasado está, para que lo malo no vuelva a pasar, y que lo bueno pueda volver a ocurrir en un futuro :P

Maria dijo...

Otra completamente distinta Charlotte......Igual que Plekito diste un msj en tu relato,no hay que olvidar nuestro pasado,para vivir bien nuestro futuro.

Me gusto muchisimo sidel,cada vez estoy mas de un rojo subido...uffff¡¡¡snif!!!

Un beso

pd: No era tu seguidora,pero desde que me pase a leer el relato q de momento me queda(el de Lana)me tienes por aqui navegando por tu blog y haciendome tu seguidora.

Sidel dijo...

Plekito: Me alegro de que te haya gustado! :)

Halcón: tu sabes que yo respeto a la madre tierra y no me cansaré. Muack!

Sandra: Me alegro de hayas pillado el mensaje! me gusta pensar en el futuro.;)

Lana: me alegro que te haya gustado, me apetecía mezclar las cosas. :)

Laura: si el padre es un cachondo, es que no lo quería hacer muy drámatico, jajaja.

Alicia: Palabras sabias! Lo has comprendido a la perfección.

María: Gracias por seguirme, espero que todo lo que encuentres en este blog te sirva para algo o por lo menos disfrutes con ello. :)

A todos muchas gracias por comentar, me ha hecho ilusión de verdad! besotes

Sidel dijo...

Plekito: Me alegro de que te haya gustado! :)

Halcón: tu sabes que yo respeto a la madre tierra y no me cansaré. Muack!

Sandra: Me alegro de hayas pillado el mensaje! me gusta pensar en el futuro.;)

Lana: me alegro que te haya gustado, me apetecía mezclar las cosas. :)

Laura: si el padre es un cachondo, es que no lo quería hacer muy drámatico, jajaja.

Alicia: Palabras sabias! Lo has comprendido a la perfección.

María: Gracias por seguirme, espero que todo lo que encuentres en este blog te sirva para algo o por lo menos disfrutes con ello. :)

A todos muchas gracias por comentar, me ha hecho ilusión de verdad! besotes

Nereida dijo...

Muy original!!! como dice Laura, yo también lo pasaría mal en ese mundo porque no sirvo para las tecnologías jajaj
besos!

Sidel dijo...

Nereida: todo es cuestión de evolucionar, antes no teníamos moviles y ahora los utilizamos con pantallas táctiles, es probable que en al año 2200 hayamos avanzado bastante, jejeje. Me alegro de que te gustara. Saludos!

Noa dijo...

¡Hola Sidel! ¿Cómo etás guapa? Precioso relato, el pasado siempre nos enseña a afrontar el futuro. Cuánto tiempo, por fin he vuelto!!! Tengo un relato recién publicado en el blog después de un año de falta de tiempo, espero que os guste, como ya os dije seguía aquí, y pese a mi ir y venir, nunca me iré.

Un beso enorme

Noa