lunes, 15 de julio de 2013

# TALLER DE ESCRITURA 2: EL RESTAURADOR DE ALMAS

Bueno pues aquí voy con el segundo relato del Taller de Escritura. Me he inspirado más en el texto que en la canción, porque esta no me decía nada...
Espero que os guste.


EL RESTAURADOR DE ALMAS

Sí volviera a ser libre… ¡oh! lo que daría por volver a caminar. No me gusta hacerlo a saltitos es algo bastante ridículo. En qué momento me encontré con Lock y sus estúpidos hechizos, jamás debí cruzármelo o por lo menos debería haberle prestado más atención para salir de este jodido entuerto.

Yo, un hombre de acción, fiero en la batalla, condenado a un cuerpo frágil, débil y ligero, ¿Existe peor maldición? Bueno mejor no tentemos a la suerte o a ese sabelotodo de Lock.

Aunque tengo algunas lagunas, recuerdo que era un hombre valiente y fiero en la batalla y lo cierto es que no me importaba nada, por eso quizás luchaba con ese coraje, si no me importaba nada tampoco tenía nada que perder. 
Me había cobrado la vida de muchos hombres, algunas mujeres y también algún que otro niño. Pero no sentía remordimientos porque por dentro estaba vacío. La codicia y la avaricia se habían adueñado de mi corazón y era los únicos sentimientos que conocía.

¡Pero claro!... ahí tenía que estar el bueno de Lock para hacérmelo ver, para demostrarme que un alma vacía, no merecía grandes victorias y riquezas. Al fin y al cabo él se ganaba la vida restaurando almas. Pero… ¿Por qué la mía? Si yo estaba bien.

Y ahora estoy aquí en ésta estúpida jaula de oro, ¿de qué me sirve ser un pájaro si ni siquiera puedo volar? Por los Dioses de la Tormenta soy Freko el fuerte, el invencible, con mil batallas a mis espaldas y ni una sola derrota. Bueno, ahora que lo pienso sí, ésta es mi derrota, perdí con Lock esa apuesta tan avariciosa y ahora he de restaurar mi alma desde aquí.

Salté desde mi odioso columpio hasta el suelo de la jaula, dando saltitos con una gracia inusitada, mirando con mis pequeños ojillos curiosos hacia todos los lados y ladeé la cabeza… no podía controlarlo, era algo innato en los pájaros. 
Volví a releer la apestosa nota de Lock:

Cuando tu corazón albergue buenos sentimientos volverás a ser humano y tu alma quedará restablecida. Solo tú puedes hallar la forma de hacerlo.


¡Maldito seas Lock! Llevo una década intentándolo y lo único que alberga ese músculo de mi pecho es un odio desmesurado por ti. ¡Maldito y mil veces maldito espero que tu alma se reencarne en una cucaracha!

10 comentarios:

Mari dijo...

Jajaja es muy difícil albergar buenos sentimientos cuando el "cabrón" que te ha encerrado hay no solo es quien te a puesto la nota sino que encima anda suelto por hay restregándoselo. Por un momento e pensado que el relato estaba basado en personajes mitológicos ahora que lo he terminado no me queda claro xDD pero me ha gustado mucho.Además, se lee muy rápido.

Sidel dijo...

Me alegro de que te guste Mari, quería hacer algo distinto. Los personajes no son mitológicos, el nombre de Lock está tomado de la serie Perdidos, jejeje. Saludos. :)

Laura dijo...

Me parece un relato interesante y con buen giro final ^_^. Tal vez he notado algunas cosillas con la puntuación, algunas repeticiones (algunas lagunas es una estructura que es mejor omitir, porque al ser tan parecidas da sensación de repetición); pero la trama es divertida, el ritmo bueno y tengo ganas de seguirte leyendo ^_^. Xa-LFDM

Sidel dijo...

@Laura Tienes razón lo de "algunas lagunas" queda fatal. No me había dado cuenta. Respecto a la puntuación, sí a veces dudo en frases y estructuras, me esforzaré más. Gracias por tu comentario. :) Saludos.

Elisa dijo...

Un relato bastante majito (pese a lo duro que es el personaje principal). Me gusta mucho el tono, qué bien se lo debe estar pasando Lock :P
¡Un beso!

Sidel dijo...

@Elisa, si a Lock le encanta su trabajo, jejeje. Besos.

Déborah F. Muñoz dijo...

Un planteamiento interesante.

Sidel dijo...

@Gracias Déborah! :)

RiKanna dijo...

Vengo un poco tarde, pero me ha gustado bastante. Me gusta el personaje que creas.
Saludos^^

Sidel dijo...

@Bienvenida Rikanna!