lunes, 2 de marzo de 2009

CARACOLES

Ayer comí algo inesperado, estaba en las cañas y nos pusieron una ración peculiar, la verdad es que estábamos hambrientos y no íbamos a rechazarla, pero eran caracoles!
Me atreví a probar uno sabían muy fuertes como con un cierto regusto a morcilla y eso sí, picaban de lo lindo, en el caldo en el que se hallaban encontramos restos de guindilla. De cualquier forma fui prudente y no quise comer de más por que luego con el picante ya se sabe…. Jejeje.
Pensé que no podría hacerlo, ahora me siento más preparada para comer cualquier tipo de bichos, aunque no me van demasiado…

5 comentarios:

Anne dijo...

Pues a mí me gustan los caracoles! xd

Te espera un regalito en mi blog :)

David Velasco dijo...

A mí me encantan los caracoles. De siempre me han gustado y los mejores son con salsa de almendras y picante. Ummmm. ¡Qué ricos! Aquí en Málaga se comen mucho.

Anabel Botella dijo...

Hola, Sidel, pásate por mi blog poque hay un premio para ti.
A mí me gustan los caracoles pequeños con menta, y después mojar pan con el caldillo.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Sidel dijo...

UMMM, lo de salsa de almendras suena bien! la proxima vez preguntare si la tienen, jejeje. Lo de la menta también parece rico, habrá que probarlo, jejeje.

Nogy dijo...

A veces, cuando me pienso sobre lo que como, me surge la mima pregunta ¿Quién fue el primero que vio un caracol, un centollo, un pulpo o percebe y dijo: mmmm voy a comérmelo?
Porque mira que son feos. UN besiko!!!