jueves, 5 de marzo de 2009

CUMPLEAÑOS

Hoy es el cumpleaños de dos personas muy queridas para mí, una es mi madre otra es mi abuelo, hoy le voy dedicar este post a mi abuelo.

Hoy cumpliría 94 años, el fue una persona muy importante de mi vida, viví con el durante 23 años, el año que yo nací el vino a vivir a casa de mis padres y hasta su muerte siempre estuvimos juntos, nació una complicidad muy bonita entre nosotros. Tengo un millón de anécdotas, pero solo me quedaré con algunas.

Recuerdo que tenia una berruga prominente en la barbilla, yo era pequeña y ni si quiera sabía que era eso, así que jugaba a tocarsela y el hacía que me iba a morder el dedo, me reía muchísimo con ese juego.
El venía a recogerme todos los días cuando salía de preescolar y siempre me compraba una fresa de nata, siempre que me como una me acuerdo de él, por que las siguen haciendo aunque ya no estan tan ricas...

También recuerdo una vez con 10 años o así había comprado en los puestos navideños de broma, un cigarro que si soplaba echaba humo y daba el pego, parecía que estabas fumando, estabamos el y yo solos en casa y yo con el pitillo falso en la mano, me miró y me dijo muy serio -no hija mía eso no-, aún eres muy joven, yo le dí permiso a tu padre cuando fue más mayor, pero tú aún no tienes edad.
Siempre me hablaba sin gritos y con coherencia.

Pero sin duda lo que más recuerdo de él eran sus bromas y sus motes, siempre me llamaba bichito, y me decia que me iba a cortar la coleta para hacer unas brochas para pintar. Yo inocentemente me reía con él por que estaba un poco sordo y no veía por un ojo.
Sabía leer y escribir, pero siempre me decía que estudiase mucho, pues el había tenido que dejar la escuela con 8 años muy a su pesar, para trabajar en el campo y eso era muy duro.
Siempre estaba bromeando, le recuerdo con alegría y optimismo, viajero incansable y con mucha energía.

Sólo quería recordarle, para que sepa donde quiera que este, que los muertos permanecen en nuestra memoria y siguen formando parte de nuestras vidas aunque ya no esten entre nosotros.
Su cariño permanece en mí y le echo de menos.

10 comentarios:

Iván dijo...

Siempre me acuerdo de verle en la calle (aunque en mi cabeza decía: este señor es muy mayor y sigue siendo muy independiente, ojalá podamos hacer lo mismo nosotros), yendo a por el pan. O encontrarnos con él, tú darle un beso y él llamándote "guapa" (una vez me confundió con una amiga tuya, y tú tuviste que decirle que yo era un chico -esas épocas de mi pelo largo...-). Es cierto eso de que la gente sigue siempre viva mientras se la recuerde. Un beso. Iván.

Sidel dijo...

Gracias guapetón por tu comentario, creo que te veo la semana que viene a tu pesar, Nueva York tiene que estar nevadísimo. Besazos

Anne dijo...

Siempr nos quedarán los recuerdos de los que ya no están.
Pero es mejor recordarlos con una sonrisa que con una lágrima :)

Un abrazo*

TRaZos De MaRipOsA dijo...

Las personas siguen vivas mientras perduren en nuestra memoria. Un abrazo Sidel.

EscondidaEnOtroMundo dijo...

=) Nunca dejes que caiga en el olvido, todo lo que has escrito es un tesoro, no lo pierdas de vista nunca porque puede desaparecer..

Estupendo como siempre.

Un besito

Ithil dijo...

Me ha parecido super tierno!! me ha hecho recordar momentos que pase con mi abuelo, te lo agradezco, como dicen los compañeros de arriba, los recuerdos son vida.
Un Beso!!!!!!

Anabel Botella dijo...

Qué recuerdos más hermosos tienes de tu abuelo. Mi abuelo no tenía tanto tiempo para dedicar a sus nietos (somos unos 23), pero todos los años nos daba el aguinaldo a todos. Ese día era el mejor abuelo del mundo. Y la última anécdota qe tengo de él es que el día que terminé "Ángeles desterrados", mi abuelo murió. Espero qu sea el ángel que me acompaña allá desde donde esté.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Anónimo dijo...

Le recuerdo en tu casa, me acuerdo de el leyendo tus palabras, y si, es precioso tener esos recuerdos. Parece que he vuelto a aquella epoca que creia tan lejana, pero que ahora esta mas cerca. Un besazo. patricia

Sidel dijo...

Patry un día de estos te voy a dedicar un post, por que aunque la distancia nos separa, nuestra amistad nos une. besitos guapa!

Anónimo dijo...

Es de una gran belleza interior recordar a tu abuelo con tanto cariño. Seguro que él allí donde este tambien te recordará con mucho cariño.
Yo solo conocí a mi abuela materna durante una semana que vino a mi casa a visitarnos, sin embargo aun la recuerdo. Al poco tiempo se murió, yo tenia 9 años y me impactó mucho su muerte.
Me hubiera gustado conocer a mis abuelos.
Me gusta tu blog, seguiré visitándolo.
Maru.